¿Qué cubre un Seguro de Responsabilidad Civil Profesional?

Las coberturas básicas de los Seguros de Responsabilidad Civil Profesional suelen incluir las indemnizaciones por daños materiales y personales producidas por la actividad profesional del asegurada; así como su defensa jurídica

Los Seguros de Responsabilidad Civil Profesional suelen ser paquetes muy especializados. Diseñados para sectores de actividad concretos. Pero presentan una serie de características y coberturas comunes que vamos a tratar de explicar.

Recordemos, por un lado, que el seguro de responsabilidad civil profesional puede ser obligatorio o no.

Por otro lado, tenemos que los Colegios Profesionales (o las Asociaciones equivalentes en cualquier actividad) siguen negociando productos de seguro con una serie de coberturas básicas para sus colegiados. Cuando el seguro es obligatorio, se puede suscribir de manera colectiva y la aseguradora cubrirá la responsabilidad civil de todos los colegiados; aunque puede haber trabajos que obliguen al profesional a suscribir una póliza que cubra ciertos riesgos correspondientes a esos trabajos en concreto.

Otra forma de dar cobertura a la Responsabilidad Civil Profesional Obligatoria es a través de Pólizas de Seguro Colectivo negociadas por centros de trabajo públicos o privados; y que cubren la actividad de los profesionales que ejercen en ellos. Es el caso de Hospitales, Cínicas o Centros de Salud.

Cuando no exista la obligación de responder a la Responsabilidad Civil Profesional contratando una póliza de seguros, la oferta es mucho más amplia (en cuanto a pólizas, coberturas e, incluso, compañías aseguradoras); bien de manera individual o colectivamente a través de Colegios o Asociaciones Profesionales.

Su configuración responde a las que serían coberturas básicas (caso de que el seguro fuera obligatorio) más una serie variable de coberturas «voluntarias» ofrecidas como complementos.

En el diseño de este producto de seguro se entremezcla la necesidad de responder con solvencia ante los riesgos más habituales con la de ofrecer un producto competitivo en cuanto a precio o personalización.

Los complementos del Seguro de Responsabilidad Civil Profesional

Las coberturas básicas son:

  • La defensa jurídica ante denuncias por daños causados a terceros en el ejercicio de la actividad profesional
  • Las indemnizaciones a las que el profesional pueda verse obligado a hacer frente por daños a terceros en el ejercicio de la actividad profesional

Como complementos a lo anterior y entre otros, podemos destacar (por ser los más comunes):

  • Fianzas: Prestación de las posibles fianzas judiciales impuestas al asegurado
  • Indeminización por inhabilitación profesional
  • Por pérdida de documentos: Gastos de restauración o copia de los documentos confiados al asegurado
  • Responsabilidad Civil Patronal: Que cubre las responsabilidades que pueda tener el asegurado como socio de una entidad jurídica; y la Responsabilidad Civil Cruzada que cubre subcontratas y/o trabajos realizados fuera del propio Centro de Trabajo
  • Protección de Datos
  • Infidelidad de los empleados: ante la acción fraudulenta de personas bajo el control del asegurado
  • Infracción no intencionada de los Derechos de Propiedad Intelectual o de Propiedad Industrial
  • La cobertura de los bienes confiados; incluyendo la Responsabilidad Civil Profesional Inmobiliaria y/o Locativa
  • Perjuicios Patrimoniales y/o Consecuenciales