¿En qué consiste la Responsabilidad Civil Profesional de los Detectives Privados?

La Responsabilidad Civil (RC) Profesional se deduce de la Responsabilidad Civil en la definición que da el Código Civil respecto a la obligación de reparar los daños causados a otros por acción u omisión interviniendo culpa o negligencia. Esto, que se aplica a todos los ámbitos de la vida de las personas, tiene su implicación en el ámbito profesional.

En el caso de los Detectives privados, según se refleja en la Ley 5/2014 de Seguridad Privada, esta labor profesional engloba las actividades de vigilancia e investigación, centrándose sobre todo en el mundo empresarial pero con muchos casos de ámbito privado y familiar. Además de la investigación de delitos perseguibles como pueden ser abusos, amenazas o agresiones, fuentes de revelación de secretos, delitos relativos a propiedad intelectual o industrial, los mercados o los consumidores. Desde el punto de vista familiar, es común la investigación sobre incumplimientos de guardia, custodia o tutela legal de ascendientes o descendientes, causas del impago de cuotas de manutención en casos de divorcio y un largo etcétera. Su objetivo se concentra en la aportación de pruebas de la realidad de un tercero; con los límites que la Ley impone en materia de protección de la intimidad y del manejo de datos de carácter personal.

Otro ámbito de actuación es, precisamente, la investigación de estafas a los seguros.

Todas estas actividades están sujetas a la Responsabilidad que puede derivarse de cualquier error u omisión culpable; además de las reclamaciones que puedan darse por parte de clientes descontentos con los resultados obtenidos o perjudicados de manera directa por los fallos cometidos.

Particularidades de los Seguros de Responsabilidad Civil Profesional para Detectives Privados

Como en otras actividades, el Detective Privado puede optar por la contratación de un Seguro de Responsabilidad Civil Profesional o un Seguro de Responsabilidad Civil General que, entre otras coberturas como la Responsabilidad Civil de Explotación, la Patronal o la Locativa, incluya la cobertura de Responsabilidad Civil Profesional.

La diferencia entre ambos es muy importante. Las coberturas no son las mismas y son pocos los seguros que cubran ambas cosas. Los Seguros de Responsabilidad Civil General cubren los daños físicos que puede cometer un detective en su labor mientras que el Seguro de Responsabilidad Civil Profesional cubre, además, las reclamaciones que puedan presentar sus clientes o terceros perjudicados por errores u omisiones cometidos durante la misma.

Un Detective Privado no puede ejercer su labor sin un seguro que cubra, al menos:

  • Defensa Jurídica; incluyendo fianzas y provesiones
  • Sanciones en materia de protección de datos de carácter personal
  • Inhabilitación Profesional
  • Daños a expedientes

¿Es obligatorio para los Detectives Privados contratar un seguro de responsabilidad civil profesional?

Lod Despachos de Detectives tienen la obligación de suscribir un seguro de responsabilidad civil y constituir un aval o Seguro de Caución a disposición de las Autoridades Españolas que se utilizarán, exclusivamente, para atender responsabilidades administrativas derivadas del incumplimiento de la normativa de Seguridad Privada. Ambas garantías a la hora de darse de alta como tal en el registro del Ministerio del Interior. Esto es así porque se considera la Investigación Privada como subsidiaria de las Fuerzas de Seguridad del Estado. Este seguro de responsabilidad civil suscrito por la empresa de seguridad cubre a todos los empleados de la misma en su labor.

En el caso del ejercicio autónomo de las funciones de Detective, no existe una normativa que obligue a éstos a disponer de una contrato de seguro con el que hacer frente a las posibles responsabilidades. Bien es cierto que muchas de esas responsabilidades vienen contratadas por clientes que sí tienen obligación de disponer de esa póliza de seguro; pero no está claro si la póliza cubre la labor del detective contratado y hasta que punto. Es algo que habría que analizar caso por caso y contrato por contrato.