Seguro de Responsabilidad Civil Profesional para Administradores de Fincas

La Responsabilidad Civil Profesional del Administrador de Fincas, profesional con unos conocimientos respaldados por un título que le habilitan para sus funciones a tenor de la Ley de Propiedad Horizontal, se invoca cuando el profesional incurre en un ilícito o una infracción que provoca un perjuicio a su cliente; medie entre ambos un contrato (verbal o escrito) de mandato o de arrendamiento de servicios.

Es, pues, una forma especial de Responsabilidad Civil que, en Derecho, se denomina «violación de la lex artis del buen profesional».

Para el ejercicio de sus funciones, el Administrador de Fincas está respaldado por la Ley de Propiedad Horizontal; en donde también se detallan sus obligaciones.

Es necesario apuntar que el Administrador de Fincas, pese a tener una relación contractual con la Comunidad de Propietarios, se considera siempre relación NO-CONTRACTUAL con cada uno de los comuneros que se puedan ver afectados por las actuaciones profesionales del Administrador.

Particularidades de los Seguros de Responsabilidad Civil Profesional para Administradores de Fincas

Es común que el seguro suscrito por los Administradores de Fincas sea un seguro colectivo suscrito por el colegio profesional correspondiente.

El seguro correrá con los gastos de defensa judicial del asegurado, así como con las indemnizaciones correspondientes que se dicten en sentencia. La cobertura alcanza al profesional y a los de él dependan por relación laboral.

La casuística es enorme, pudiendo destacar, a modo de ejemplo:

  • Acción u Omisión por parte del asegurado en el ejercicio de sus funciones
  • Por daño o perjuicio
  • Por negligencia (en este caso se tendrá en cuenta que el daño o el perjuicio no ha sido voluntario)
  • Por pérdida de documentos o depósitos en poder del Administrador por razón de su ejercicio profesional

¿Es obligatorio para los Administradores de Fincas contratar un seguro de reponsabilidad civil profesional?

No es obligatorio estar colegiado para ejercer como Administrador de Fincas. Solo es obligatoria la colegiación si se quiere disponer del título; es decir, utilizar o exhibir esa capacitación.

Una de las ventajas de estar colegiado, es disponer de un Seguro de Responsabilidad Civil Profesional colectivo suscrito por el colegio profesional correspondiente.

Cabe destacar que en Cataluña sí es obligatoria la colegiación y que en Andalucía existe una Ley que obliga a todas las profesiones colegiadas; pero no existe ninguna de rango similar que haga mención expresa al Administrador de Fincas.

Para ser Administrador de Fincas llega con ostentar algún titulo de los que se ofrecen en los listados de los Colegios Profesionales de Administradores de Fincas y pagar unas tasas. El Seguro de Responsabilidad Civil Profesional es muy recomendable pero no obligatorio en la mayor parte del Estado Español.

En Cataluña el artículo 54 de la Ley 18/2007 de 28 de diciembre define a los Administradores de Fincas como las personas físicas que se dedican de forma habitual y retribuida a prestar servicios de administración y asesoramiento a los titulares de bienes inmuebles y a las comunidades de propietarios de viviendas. Para garantizar los derechos de los consumidores, los administradores de fincas deben suscribir un seguro de responsabilidad civil, que pueden constituir por medio del correspondiente colegio o asociación profesional.